Ejercicio y glaucoma

Columna de opinión publicada en Diario Austral el 9 de octubre. El glaucoma es la principal causa de ceguera en el mundo, describe a un grupo de trastornos oculares con etiología multifactorial unidos por neuropatías ópticas progresivas, las cuales están caracterizadas por la degeneración de las células ganglionares de la retina y los cambios resultantes en la cabeza del nervio óptico, lugar donde se encuentra el sitio primario de lesión neurológica.

El efecto del ejercicio físico en esta población aún no está claro. Algunos puntos expuestos en la revista «Acta Ophtafmologica» son: La presión intraocular (PIO) disminuye después del ejercicio aeróbico, en algunos casos, y en otros no hay cambios significativos, o incluso podría mantenerse aumentada minutos después del ejercicio; el uso de gafas durante la natación incrementa notablemente la PIO elevada y esta se mantiene por un mayor tiempo respecto a otros ejercicios, lo cual potencialmente podría dañar el nervio óptico. No se recomienda el buceo debido a los cambios de presión. El ejercicio isométrico en algunos estudios no incrementa significativamente la PIO pero en otro si, a pesar de eso vuelve rápidamente a los niveles basales, entre otras.

A pesar de que distintas modalidades de ejercicio se han estudiado en poblaciones sanas, estos resultados no se pueden generalizar para la población con glaucoma. Se requiere más investigación para ver si el ejercicio es beneficioso.

A juicio personal, creo que es fundamental que todos los/as profesionales del ejercicio, consideren el antecedente de glaucoma y/o hipertensión ocular antes de integrar a las personas a sus programas de entrenamiento. Debido a que la evidencia muestra beneficios en personas sanas, pero no hay resultados concluyentes en personas con glaucoma. Considero riesgoso integrar a esta población a programas de ejercicio, al menos hasta que la comunidad científica y profesionales de la oftalmología lleguen a un acuerdo. Creo que, por ahora, el/la profesional más idóneo/a para incluir el ejercicio en el tratamiento de glaucoma, es el/la médico/a oftalmólogo/a, y por seguridad debería estar el supervisando y/o recomendar alguna actividad dependiendo del tipo de glaucoma y de las características individuales de cada persona.

Felipe Abad

Director de Ciencias del Deporte UST Valdivia

Comentarios de Facebook

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com